Lo que había sido preparado para que se convirtiera en uno de los momentos más mágicos e inolvidables de una pareja de novios acabó en tragedia.
Steven Weber, un joven estadounidense, murió ahogado este jueves mientras le proponía matrimonio a su novia de una original manera durante unas vacaciones en Tanzania.

Él y su pareja, Kenesha Antoine, se alojaban en la habitación sumergida de un lujoso hotel flotante en isla Pemba, en el océano Índico.

Aprovechando el idílico escenario, Weber decidió lanzarse al agua para pedirle a Antoine mientras buceaba que se casara con él.

La policía de Nueva York encuentra a la pareja que perdió el anillo de compromiso en una alcantarilla durante una propuesta de matrimonio
Los rusos que proponen matrimonio a punta de pistola
Ella publicó después el vídeo del momento en su cuenta de Facebook con un mensaje de despedida hacia su novio.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »